Kerstin Krause

Camisa y pantalón azul claro realizado en lino de la más
alta calidad para la colección primavera-verano 2017 de Kerstin Krause

No sin mi bolso. Ese es el lema que todas deberíamos tener cuando pensamos en el look perfecto para esa fiesta o esa cena de amigas y, tras mirarnos al espejo y sentir que estamos perfectas, llega el momento de añadir los zapatos y el resto de accesorios nos damos cuenta de que algo no encaja. ¿Por qué?

Todos ellos, que no parecen más que añadidos de lo que de verdad importa – las prendas – se convierten en un dilema eterno del que pocas veces somos conscientes.  Los complementos tienen una relevancia mayor de la que en ocasiones les otorgamos.   

Porque un buen bolso puede dar vida a unas prendas sencillas, unos tacones estilizan nuestras piernas como pocas faldas o pantalones consiguen y esa camisa ‘sosa’ que todas tenemos en el armario puede convertirse en todo un imprescindible si le añadimos el bonito colgante que tenemos abandonado en el joyero.

Lo importante son las pequeñas cosas. Eso nos dicen cuando tenemos una relación de pareja o aprendemos qué es la felicidad, ¿verdad? Con la moda pasa lo mismo. Son esos detalles los que conseguirán que brilles o te estrelles con el resultado. Son ese <<le falta algo…>> que no sé qué es. Los complementos en los que invertimos son esos que siempre salvarán cualquier combinación.

Es momento de devolverles su lugar. No hay bolso que mimemos más que aquel que deseamos durante años hasta que pudimos conseguirlo. No hay colgante que cuidemos mejor que el vintage, una auténtica joya que descubrimos por casualidad. Y no hay mejor calzado que unos salones negros de calidad, en los que nuestros pies no sufren en exceso y con los que nos gusta pisar firme.

Hablando de todos ellos, hay algo que tienen común: la calidad, la atemporalidad. Y en esto no podemos olvidarnos del slow fashion, la tendencia que trata de devolvernos la realidad de la moda: la inversión en buenas prendas y accesorios para tener un fondo de armario que no necesitamos renovar cada mes. Un consumo responsable de aquellos diseños realizados a mano que, cuando llegan a nuestro hogar, cuidamos de manera excepcional, como si fueran una extensión de nosotras mismas.

Así que ya sabes, rescata prendas, reinvéntate y apuesta por esos complementos capaces de transformar un look al completo.