¿Sabías que el lino fue la primera fibra vegetal que tuvo hueco dentro de la industria textil? Fue, quitando la lana, y antes de que el algodón llegase a nuestras vidas, uno de los tejidos más relevantes de Europa. Ya se conocía en tiempo de los egipcios, ¡y mira que esta civilización fue muy sabía! Si ellos la utilizaban tanto seguro que era por una buena razón…

El lino es uno de mis tejidos preferidos y está presente en casi todos mis colecciones. Como dato curioso os comentaré que es un tejido resistente a los rayos UV, pero es que es mucho más. Se trata de un aislante térmico, siendo buen conductor del calor. Si a eso le añadimos que absorbe la humedad, entendéis porqué las prendas de los meses de calor tienen un alto contenido en este material, ya que se mantienen más frescas y secas que las realizadas en otros tejidos. El buen lino no es barato, eso lo sabemos – en realidad qué material noble y puro no lo es, ¿no?-. Pero es cómodo y tiene ese punto entre elegante y relajado que engancha.

 Kerstin Krause

Original camisa realizada en lino de la más alta calidad de la colección primavera-verano 2017 de Kerstin Krause

Todos tenemos en mente a esos profesores de meditación que llevan prendas vaporosas y sencillas. Son de lino. También lo son aquellos diseños de corte recto que emulan el salvaje safari africano. Y que levante la mano quién no tiene un vestido blanco, una camisa o un pantalón de corte recto realizado en este tejido del que no quiere desprenderse

El lino es la prenda que no pueda faltar en verano en nuestros armarios.  Un verano fresco, cómodo y lleno de bienestar. No suena mal, ¿verdad?

Original vestido realizado en lino de la más alta calidad de la colección primavera-verano 2017 de Kerstin Krause