¿CÓMO VE EL UNIVERSO FASHIONISTA UNA SOPRANO? LA MÚSICA Y LA MODA PODRÍAN CONSIDERARSE DOS CARAS DE UNA MISMA MONEDA. A TRAVÉS DE ESTA ENTREVISTA A LA ARTISTA SABINA PUÉRTOLAS HE QUERIDO PROFUNDIZAR EN LA CREATIVIDAD, LA INSPIRACIÓN Y LOS PROCESOS DE DISEÑO PARALELOS ENTRE AMBOS.

by Kerstin Krause

 

Sabina Puértolas con vestidos de Kerstin Krause Madrid ®photos Lorena Chirino

 

  1. De Pamplona al mundo entero… ¿se imaginaba de niña que llegaría donde ha llegado? Nunca me hubiera imaginado, cuando era pequeña, que iba a recorrer tanto mundo haciendo lo que más me gusta: cantar. Soy una privilegiada por poder dedicarme a lo que me apasiona, para lo que me preparé y sacrifiqué; y no solo yo, sino también todos los que me rodean.
  2. Si tuviera que quedarse con alguno de los conciertos, óperas u obras que ha realizado, ¿con cuál se quedaría y por qué? Como disfruto de absolutamente todo lo que hago no puedo quedarme con algo en especial. He tenido la oportunidad de cantar en grandes teatros de ópera, teatros con leyenda como el Covent Garden, la Scala, la Arena de Verona, el Liceo, El Real…; y también en otros teatros de provincia en lo que se me a tratado con cariño. Me quedo con todos donde he actuado, ya que de todos he aprendido y me han ayudado a cumplir etapas de mi vida y carrera.  Es más, cada personaje que interpreto se lleva algo de mí y, en cada teatro en el que he cantado, dejo compañeros y amigos.
  3. ¿Qué sueños profesionales la quedan por cumplir? ¿Algún escenario donde la gustaría trabajar? Vivo el día a día, no me gusta pensar en el futuro porque ya mi presente es un sueño: mi carrera sigue adelante y mi familia tiene salud y amor para apoyarme en todo momento. He trabajado en importantes teatros fuera y dentro de España, así que solo pido poder continuar haciendo lo que me gusta.
  4. ¿Cómo compagina su carrera profesional con su vida familiar? ¿Es difícil la conciliación y sacar tiempo para estar con su hijo? Mi vida es como una montaña rusa: a la desazón por tener que dejar a mi hijo un mes en casa sin saber si tendré días libres para verlo durante una producción; luego, la euforia por las funciones que tienen buena acogida por el público, que significa que estás haciendo bien tu trabajo… pero vuelve la frustración al regresar al hotel, después de cada función, y solo poder hablar por teléfono para contar el éxito de esa noche. Así, producción tras producción. Pero esta situación, la vida ni me la planteo: hasta el momento, hay que vivirla con sus cosas buenas y malas, pero intensamente. Y pensar en lo dura o fácil que es, antes de tiempo, es perder energía inútilmente.
  5. ¿Cómo se vive mudándose de una ciudad a otra cada varios meses? No lo llamaría mudarme, mentalmente ayuda el saber que tu centro neurálgico está en mi casa con mi marido y mi hijo. Hago y deshago maletas continuamente y lo que pienso es en hacer bien mi trabajo y regresar a casa feliz y contenta para darles lo mejor de mí.
  6. ¿Cuál es su punto de vista sobre la ópera y la zarzuela en la actualidad? ¿Cree que las generaciones más jóvenes han perdido el gusto por la música clásica?
    La zarzuela es nuestra y hay que apoyarla ahora y siempre. Hay que fomentarla en los conservatorios y hay que introducirla en las programaciones de los teatros en España. Creo que el Teatro de la Zarzuela hace una gran labor en ese sentido, y está acercando nuestro género a las generaciones jóvenes con propuestas modernas y rompedoras. Yo creo que, cada vez, hay más gente joven que va a escuchar conciertos en vivo de música clásica, ya sea sinfónica, opera o zarzuela.
  7. Desde mayo está en el Teatro del Liceo de Barcelona, ¿le gusta actuar en España? Actuar en España significa estar cerca de los míos y, si a eso sumas que en los teatros en los que actúo me siento como en casa, que más se puede pedir.
  8. En esta obra, ‘La hija del regimiento’, su faceta interpretativa es aún más relevante casi su voz, ¿le gusta explorar su faceta de actriz? No sería nadie si no me dejarán expresarme en el escenario, me encuentro muy a gusto transvistiéndome en el escenario y haciendo cosas que en mi vida real no haría, de ninguna manera. En La fille du régiment, en el Liceu, interpreté a una chica que creció rodeada de hombres en un regimiento, por lo que mi personaje también se comportaba como un chico; fue todo un reto: una carrera de fondo. No solo tenía que cantar todo el tiempo, sino también tenía que moverme continuamente. Ha sido una experiencia inolvidable.
  9. ¿Cree que veremos talento español debutando en los próximos años? Talento español siempre hubo, otra cosa es que las primeras oportunidades te las den en tu país. Hay mucho español fuera de España cantando en teatros de renombre. Cabe señalar que hay una buena remesa de gente joven que viene muy bien preparada y pisando muy fuerte.
  10. ¿Qué papel tiene el vestuario en una ópera? El vestuario es muy importante, siempre y cuando te ayude a interpretar mejor tu personaje. No siempre te sientes guapa y no siempre es cómodo pero tengo reconocer que, en esas ocasiones, la parte visual fue impactante. Me he tenido que transformar en un sátiro con pelo por toda la cara y pezuñas; he tenido que llevar vestidos de época que pesaban más de 10 kilos y con corsés que al final de la representación me dejaban la piel enrojecida. Pero todo eso te ayuda a estar lo más cerca posible de los personajes que interpretas. Soy muy camaleónica y no tengo miedo a las transformaciones, ¡todo sea por el espectáculo!
  11. Y en el día a día, ¿le gusta jugar con la moda o es más de looks básicos? Me gusta mucho la moda y me gusta sentirme guapa. Soy una chica de mi época que, además de soprano, tiene vida fuera de los escenarios.
  12. ¿Cuál es su prenda favorita fuera de los escenarios? Últimamente, vaqueros con manoletinas.
  13. Según usted, ¿cuáles son las prendes imprescindibles que nunca deben faltar en el armario de una mujer? Una camisa blanca, una chaqueta masculina con un buen corte y unos buenos stilettos.

    #kerstinkrausemadrid #kerstintendencias #fashion #style #woman #outfit #special #campaign #collection #kerstinkrause #sportcollection #primavera-verano2017

     

  14. Cuándo viaja, ¿hay alguna prenda que lleve siempre consigo? En la maleta llevo de todo, después descubro que no me puse la mitad de la ropa que metí. Hago tantas maletas al año que ya no lo pienso: incluyo un poco de todo y un problema menos. La próxima maleta será para Chile, durante el mes de julio, verano aquí e invierno allí. Para no estresearme mucho la haré un día antes, el sufrimiento para el último momento.
  15. Si tuviera que describir las similitudes entre moda y música, ¿cuáles serían? La música y la moda son artes: la primera se expresa con melodías y la segunda con telas y formas. Las dos expresan estados de ánimo, y ambas tienen que ser únicas para que perduren en el tiempo.
  16. Para mantener la voz, ¿es importante cuidar su salud? En caso afirmativo, ¿nos contaría algún truco o cuidado especial? Las cuerdas vocales están dentro de nuestro cuerpo, no solo están expuestas a un resfriado, cambios de temperatura, mala alimentación, cualquier problema físico… también están expuestas a problemas familiares, sentimentales; el cantante está continuamente expuesto, por eso es muy importante tener una buena formación musical unido a una gran fortaleza mental.
  17. ¿Cómo se imagina Sabina Puértolas su futuro? Como te decía antes, si de pequeña no me imaginaba estar donde estoy y que vivo y disfruto el día a día, cómo huyo de las frustraciones y doy gracias por poder hacer lo que hago y poder disfrutarlo con los míos, me imagino tal y como estoy ahora. No quiero tentar a la suerte, no quiero más, quiero seguir en este equilibrio que tanto me ha costado conseguir.

Sabina Puértolas con vestidos de Kerstin Krause Madrid ®photos Lorena Chirino